Lu Guang

Lu Guang

Lu Guang (Yongkang, 1961) es un fotógrafo que investiga el impacto que está causando la rápida industrialización sobre las vidas humanas en la China actual. A través del estudio de casos fotoperiodísticos como son la explotación minera de carbón a cielo abierto, la epidemia de SARS, las comunidades que conviven con la contaminación, los residuos químicos y las aguas contaminadas, este fotógrafo pone al descubierto el padecimiento de la tierra y las personas, en particular los trabajadores y los pobres. Con su potente uso de la composición y el color, el trabajo de Guang es expresivo y a la vez nos mantiene intensamente interesados y absorbe de tal modo que provoca una implicación y una reacción personales.

            Guang mantiene su independencia profesional financiando sus proyectos de investigación con un presupuesto limitado que obtiene de su pequeño negocio de laboratorio fotográfico, y cada tema lo enfoca con una prolongada profundidad la cual le permite captar momentos excepcionales en imágenes sin precedentes. La serie sobre los derrames de petróleo en Dalian (2010) contiene escenas dolorosas e imborrables de dos bomberos que luchan desesperadamente por mantenerse a flote en aguas grasientas, y la trágica muerte de Zhang Liang.

            Lu Guang destapa lo que comúnmente permanece oculto, abriendo un espacio público y crítico donde los temas pueden ser sometidos a escrutinio y corregirse. Sus fotografías, que circulan por internet y que son objeto de enérgico debate en el Twitter chino, han inspirado a la gente a actuar y han forzado a las autoridades chinas a tomar acción en diversas ocasiones. Un ejemplo es el clamor popular que siguió a la publicación de sus retratos de campesinos a quienes se animó a vender sangre con el fin de pagar fertilizante, pero que debido a prácticas arriesgadas contrajeron el HIV/Sida, lo cual dio como resultado que las autoridades responsables proporcionasen los cuidados y el tratamiento que anteriormente les habían sido denegados.

            Se honra a Lu Guang por mostrar la verdad a la gente mediante su conmovedor testimonio fotográfico sobre las tragedias humanas ocultas y sobre los entornos devastados; por su eficaz empleo de una hermosa estética, de una potente narrativa y de medios de comunicación digitales con el fin de activar la respuesta del público y hacer que las autoridades tomen medidas correctoras; por su valentía, integridad y compromiso duradero a la hora de abordar cuestiones delicadas en un contexto difícil; y por demostrar el poderoso papel que posee la fotografía como medio para alcanzar el cambio social.