Ignacio Agüero

Ignacio Agüero

Ignacio Agüero (1952, Chile), independent documentary filmmaker


Ignacio Agüero ha sido un decidido luchador contra la tiranía y la injusticia. Agüero fue uno de los creadores de la campaña del ‘No’, campaña que condujo a la derrota de Pinochet (recientemente popularizada en el film No, de 2012), y ha realizado 14 películas esenciales que documentan aspectos de la vida durante y después de la dictadura.

 

Informe del Comité de Premios Príncipe Claus 2014

Abril de 2014


Ignacio Agüero (Santiago, 1952), es un director independiente de cine documental y un humanista proactivo cuyo trabajo resalta la relación existente entre lo personal y lo político. Sus 14 documentales forman parte fundamental de la crónica de la sociedad chilena desde el periodo que va de la dictadura hasta nuestros días. Estas películas tocan muchas temáticas en diferentes estilos y poseen una especial fuerza para transmitir lo positivo en medio de circunstancias de terrible adversidad.

 

No olvidar, (1982), es una película filmada de forma clandestina y editada bajo seudónimo que explica cómo se hallaron los cuerpos de 15 trabajadores agrícolas detenidos que se encontraban desaparecidos, y que demuestra que fueron asesinados por agentes del Estado. Su fuerza radica en el sensible retrato de la resiliencia y conmovedores recuerdos de los familiares de las víctimas. Cien niños esperando un tren (1988) documenta un encantador taller infantil mientras que a su vez revela las condiciones de privación social y la creatividad comprometida de una maestra. El diario de Agustín (2008), documental que fue censurado por la televisión nacional, expone de un modo muy potente, la complicidad del periódico El Mercurio en los crímenes cometidos durante la dictadura, y la impunidad que  hasta hoy día perdura. En él, Agüero filma a un grupo de estudiantes que están llevando a cabo la investigación, lo que es un ejemplo eficaz del accionar humano en resistencia.

 

Agüero se mantuvo activo durante todo el periodo de la dictadura, siendo pieza fundamental en el diseño de la campaña del ‘No’, la cual condujo a la derrota electoral de Pinochet. Actualmente continúa realizando experimentos como cineasta, y se encarga de transmitir sus valores ideológicos  a las nuevas generaciones ejerciendo como profesor de cine en la Universidad de Chile.

 

Se premia a Ignacio Agüero por su innovadora obra, la cual combina la estética lírica y el detalle perceptivo con el activismo político y social; por crear documentales humanistas que ponen énfasis en la responsabilidad individual y cívica; por dar testimonio y preservar la memoria de una manera poética la cual fomenta la verdad y la reconciliación; por contribuir de una forma esencial a un relato exhaustivo de la historia chilena desde la dictadura hasta nuestros días; y por su integridad y compromiso con la justicia social y con el arte en medio de circunstancias extremas.